Frutos secos

Los frutos secos a veces son confundidos con frutos deshidratados. Los deshidratados son los orejones, arándanos, pasas, etc..  los frutos secos también provienen de un árbol o planta pero a diferencia de los otros frutos, éstos contienen muy poca agua y más aceites y grasas vegetales como el Omega-3 que, junto con la grasa monoinsaturada, promueven la salud del corazón. También están libres de colesterol y de grasas trans, son bajas en sodio y contienen varias vitaminas, minerales y fibra. Los más comunes son:

(nueces en todas sus variedades, castañas, almendras, piñón, avellanas, pistaches, etc..)